¡La naturaleza no existe! Ver más grande

¡La naturaleza no existe!

La sostenibilidad como síntoma de una planificación despolitizada. Por Erik Swyngedouw

Más detalles

12,00 €

Ficha técnica

Tipo de productoLibro

Más

Las apropiaciones y usos del concepto Naturaleza son, en muchos casos, el territorio en el que se monta y desmonta el pensamiento, las prácticas y los modos de lo político. La definición de Naturaleza es aquello que se disputa entre el reparto y el compartir de lo sensible. Así, en diálogo con los principales pensadores de "lo político" y "lo postpolítico" (Badiou, Zizek, Agamben, Haraway, Rancière), Erik Swyngedouw historiza, piensa y pone en relive la relación entre Naturaleza y su discurso amable, la Sostenibilidad, cuya consecuencia es la creciente despolitización y su conversión en un significante vacío que centrifuga las voces de ecologistas, funcionarios públicos, planificadores y ecoguerrilleros.

Durante los últimos años se ha desarrollado una serie de argumentos en torno a la Naturaleza y el modo de pensarla, conceptualizarla y/o politizarla, en un esfuerzo por afrontar la desastrosa condición socio-ecológica del planeta. En un mundo en el que las dinámicas socio-ecológicas constituyen retos reales e inquietantes, es absolutamente esencial examinar los desafíos planteados por esta movilización de la Naturaleza. Los puntos principales del argumento que este artículo desarrolla son los siguientes: 1) el término ‘Naturaleza’ y sus derivados más recientes, como ‘medio ambiente’ o ‘sostenibilidad’, son significantes ‘vacíos’; 2) no existe algo semejante a una Naturaleza singular a partir de la cual pueda construirse y realizarse una política ambiental o una planificación ambientalmente sensible; 3) la obsesión con una Naturaleza singular que requiere ser ‘sostenida’ se apoya en un ‘revestimiento’ de la Naturaleza que eclipsa la posibilidad de formular preguntas acerca de soluciones socio-naturales alternativas, inmediatas y realmente posibles; 4) la movilización consensuada de estos significantes vacíos contribuye a y refuerza la formación de una condición post-política. Concluyo con una llamada a la politización del medio ambiente, fundada en el reconocimiento de la indeterminación de la naturaleza, el antagonismo constitutivo de toda ciudadanía y la incondicional demanda democrática de igualdad política.

  • Autor: Erik Swyngedouw
  • Editorial: Puente aéreo
  • Rústica
  • 94 páginas

Comentarios

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe un comentario

¡La naturaleza no existe!

¡La naturaleza no existe!

La sostenibilidad como síntoma de una planificación despolitizada. Por Erik Swyngedouw

30 productos más en la misma categoría: