Psicología de masas del fascismo

Reedición de este clásico del marxismo y del antifascismo, sin olvidar toda la vertiente psicologico-sexual que atraviesa la obra de principio a fin. En el libro, se destaca una cuestión sobre todas las demás: se trata, ni más ni menos, de la crítica del autor al escaso interés prestado por el marxismo, en el “Período de entre guerras”, a los factores psicológicos de las masas.

Más detalles

7,00 €

Ficha técnica

Tipo de productoLibro

Más

Para que los horrores no vuelvan a ocurrir conviene recordarlos y estudiar a fondo su génesis y su desarrollo. Por esta razón, consideramos necesario publicar esta nueva traducción (hecha por Alfonso Herrera Salcedo T.) de la Psicología de masas del fascismo de Wilhelm Reich. Por esta obra, el maestro de La función del orgasmo tuvo que huir de Austria y Alemania, y refugiarse en Estados Unidos, donde cayó en manos de McCarthy y sus sicarios. La clase media, la familia autoritaria, las empresas privadas y sus capataces y el estado totalitario se entrecruzan en este ensayo (que publicamos en dos partes) sobre la gestación del huevo de la serpiente. Otras sierpes andan reptando en estos primeros años del siglo XXI.


El Führer y la estructura de masas

Si, en fechas futuras, la historia de los procesos sociales le permitiera al historiador reaccionario especular sobre el pasado de Alemania, percibiría, sin duda, en el éxito de Hitler, entre 1928 y 1933, la prueba de que un gran hombre sólo logra trascender en la historia en la medida en que encienda a las masas a través de "su idea". De hecho, la propaganda del Nacional Socialismo se edificó sobre una "ideología del führer". La comprensión limitada de los propagandistas del Nacional Socialismo acerca de los mecanismos que los habían llevado al éxito correspondía, en igual medida, a su escaso entendimiento de las bases históricas del movimiento Nacional Socialista. Esto se observa claramente en el artículo que se publicó en esas fechas escrito por Wilhelm Stapel, miembro del Nacional Socialismo, cuyo título era "Cristianismo y Nacional Socialismo". En él afirmaba: "La razón misma por la que no se puede atacar al Nacional Socialismo mediante argumentos es porque se trata de un movimiento elemental; los argumentos tendrían efectividad sólo si el movimiento hubiese llegado al poder a través de la argumentación."

De acuerdo con esta peculiaridad, los discursos que se pronunciaban en los mítines del Nacional Socialismo destacaban por su habilidad para influir en las emociones de los individuos al interior de las masas y evitar, en la medida de los posible, cualquier argumento relevante. En varios pasajes de su libro Mein Kampf, Hitler subraya que las verdaderas tácticas de la psicología de masas se abstienen de cualquier argumentación y de enfocar la atención de las masas, en todo momento, en el "gran objetivo final".

La apariencia que reviste este último después de la toma del poder, se aprecia claramente en el fascismo italiano. Los decretos de Goëring en contra de las organizaciones de las clases medias, el desaire a la "segunda revolución" que esperaban los partisanos, el incumplimiento de las medidas socialistas que se habían prometido, etcétera, exhibieron la función reaccionaria del fascismo. El siguiente comentario nos muestra cuán poco entendía el mismo Hitler el mecanismo de su éxito:

«Esta amplitud de nuestros designios, de la cual nunca debemos alejarnos, en combinación con un énfasis constante y consistente, permite la maduración del éxito final. Entonces, ante nuestro asombro, contemplaremos los tremendos resultados a los que nos conduce tal perseverancia -unos resultados que casi están más allá de nuestro entendimiento.

La vida y la obra de Wilhelm Reich (1897-1957) es, sin duda, uno de los ejemplos más preclaros y significativos de lo que comúnmente se llama `escritor maldito`: soportó los ataques y persecuciones de prácticamente todos los poderes imaginables. Discípulo de Freud, fue rechazado por su maestro cuando publicó en 1927 su ensayo fundamental, La función del orgasmo. Sus dos libros siguientes, Psicología de masas del fascismo y Análisis del carácter, motivaron su expulsión del Partido Comunista y de la Asociación Internacional de Psicoanálisis en 1933 y 1934, respectivamente. En 1939 se traslada a Estados Unidos huyendo de la persecución nazi. Allí desarrolla su teoría sobre las cualidades y ventajas del orgasmo, de la energía que puede producir en el organismo del ser humano. Trata de perfeccionar y desarrollar el `acumulador de energía orgónica` a la vez que profundiza en su terapia `bioenergética`. En 1957 es detenido y encarcelado, acusado de charlatanería y fraude. En noviembre de ese mismo año de 1957 fallece de una crisis cardiaca en la prisión. Fue una de las referencias intelectuales clave de los años sesenta, la llamada `década prodigiosa`.

  • Autor: Wilhrlm Reich
  • Tradución: Alfonso Herrera Salcedo T.
  • 136 páginas
  • Editoriales: DDT y Sare Antifaxista

Comentarios

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe un comentario

Psicología de masas del fascismo

Psicología de masas del fascismo

Reedición de este clásico del marxismo y del antifascismo, sin olvidar toda la vertiente psicologico-sexual que atraviesa la obra de principio a fin. En el libro, se destaca una cuestión sobre todas las demás: se trata, ni más ni menos, de la crítica del autor al escaso interés prestado por el marxismo, en el “Período de entre guerras”, a los factores psicológicos de las masas.

30 productos más en la misma categoría:

Los clientes que adquirieron este producto también compraron: