Colectivos

Novedades

Conferencia sobre Revolución Digital y Agilidad Empresarial en el siglo XXI

Publicado el : 27/10/2017 13:29:56
Categorías : Noticias

Conferencia sobre Revolución Digital y Agilidad Empresarial en el siglo XXI

"No sabemos que pasará en el mercado digital"

Ángel Medinilla y Almudena Rodríguez impartieron una conferencia en la Universidad de Deusto sobre la revolución digital y la agilidad empresarial. Todo un mundo por descubrir.

El pasado 26 de octubre, en la Facultad de Empresariales de la Universidad de Deusto (Bilbao), se impartió una charla sobre la Revolución Digital y la Agilidad Empresarial de la mano de Ángel Medinilla y Almudena Rodríguez Pardo, head consultant y colaboradora respectivamente en Improvement21. La charla, organizada por el Departamento de empleo, inclusión social e igualdad de la Diputación Foral de Bizkaia en colaboración con Deusto Business Alumni, trató sobre como la revolución industrial 4.0 afecta al modo de trabajar, sobre la transformación digital en las grandes empresas, los cambios en el modelo de negocio y de trabajo y el nuevo horizonte que se nos abre por delante gracias al nuevo y cambiante mercado digital.

La conferencia, de lo más amena e interesante, comenzó de la mano de Medinilla. Tal y como afirmó él mismo, se considera de "muchos sitios" pero tiene "una moto aparcada en Sevilla". Medinilla se considera un trotamundos: "vivo básicamente en aeropuertos, hoteles y taxis". En cuanto a su labor profesional, Medinilla tiene a sus espaldas un extenso currículum. Es founder de Improvement21, una empresa de consultoría de reconocido prestigio y ha colaborado en la transformación Ágil de grandes y medianas empresas de todo el mundo entre las que se encuentran Ericsson, Infojobs, BBVA, Abengoa, EA, Vodafone, AXA, Mango...

Medinilla ha impartido conferencias por todo el mundo y muestra de ello es la agilidad y la capacidad para atraer al público e impartir una conferencia que llega al oyente y le hace recapacitar sobre el mundo empresarial y el 4.0. Medinilla señaló que "el 2017 es el año de la transformación digital" e hizo hincapié en la rapidez con la que hay que trabajar en este mundo: "el Cloud y el Big Data es tán del 2015..."

A modo de introducción, Medinilla explicó las diferencias entre el modelo de trabajo "de las fábricas de los años 70 y 80" y el actual y estableció ciertas comparaciones y diferencias entre uno y otro. "Echamos de menos el modelo de la fábrica" afirmó rotundamente, "la fuerza de trabajo era intercambiable, existían los bonos e incentivos a los trabajadores, les hacíamos evaluaciones de rendimiento, llevabamos a cabo inventarios y el mercado era un mercado cautivo y cerrado sin amenazas externas."

Asimismo, puso de ejemplo a empresas como Blackberry o Kodak, que no supieron adaptarse a los nuevos tiempos y firmaron su sentencia de muerte. "Seguimos pensando que producir más es mejor y estamos equivocados. Whatsapp es la mayor empresa de mensajería instantánea del mundo y tiene 45 empleados. ¿El tamaño tiene que ver con la eficiencia y la productividad?"

Medinilla también habló sobre el libro de Jim Collins "Good To Great", algo así como "nacido para ganar", donde Collins establece las claves para que una empresa triunfe y de el salto. Medinilla expuso que, en primer lugar, "las empresas ya no tienen que tener jefes, sino líderes",  sin embargo, Medinilla reconoce que "es un proceso duro y largo". En segundo lugar, las empresas deben ser "cambiaformas, no estrictas" y por último, los equipos de trabajo deben ser colaborativos y compartidos".

La revolución digital ha traído muchos cambios en el mundo empresarial y ejemplo de ello es lo que está ocurriendo en el mundo de la banca y los taxistas. "La banca antes miraba con desprecio a la banca digital y ahora se están tirando de los pelos... lo mismo ocurre con los taxistas y empresas como Uber o Cabify" señaló Medinilla mostrando cierto rechazo a los mercados cerrados y controlados. Por otro lado, también comentó el gran error de la forma de trabajar de las empresas: "hoy en día, nos piden que les hagamos planes de trabajo a 1, 3 o... 5 años vista. Eso ya no se puede hacer, el mercado digital cambia tan rápido que es imposible". "Ahora estamos en el negocio del software. Las decisiones se toman rápidamente" sentenció.

Almudena Rodríguez, "la personas mas emprendora que conozco" en palabras de Maria Teresa Laespada, de DEMA Bizkaia, también posee un extenso currículum a sus espaldas. Ha trabajado más de 20 años en Ericsson y actualmente es consultora en Improvement21 después de que Medinilla le hiciera "una oferta que no podía rechazar". Si Medinilla había hablado sobre los problemas y cambios en el mundo empresarial por culpa de la revolución digital, Rodríguez cambió de registro y nos expuso las soluciones que se pueden llevar a cabo para adaptarse al 4.0 y a las nuevas formas de trabajar y de pensar que deben absorver las empresas.

"Tenemos que pasar de ser un portaaviones a convertirnos en barcos mas pequeños remando en la misma dirección, es decir, tenemos que diversificar" comenzó Rodríguez. A continuación, cuando la conferencia iba camino de finalizar, Almudena señaló los aspectos base de cualquier empresa para lograr una mayor agilidad empresarial de trabajo.

"En primer lugar, debemos aceptar la complejidad y el cambio para más tarde enamorar al cliente y maximizar su valor. A continuación debemos cultivar la cultura empresarial (como hace Netflix) y atraer el talento. El siguiente punto es desarrollar modelos colaborativos" y para ello expuso el ejemplo de Ericsson, donde ella misma introdujo cambios en la forma de trabajar creando equipos heterogéneos y provocando un mayor rendimiento, "lo siguiente que debemos hacer es reducir el ciclo de Feedback y por último y no menos importante, debemos innovar, experimentar, aprender, mejorar, compartir y asumir riesgos".

El reloj marcaba el final de la conferencia y a pesar de que se había sobrepasado el tiempo y a los asistentes les empezaba a crujir el estómago deseosos de acudir al cóctel que se celebraba después, Rodríguez y Medinilla llevaron a cabo una conclusión conjunta final: "El proceso de cambio en la forma de trabajar y pensar de las empresas es un proceso duro, faltaría más, la revolución digital también lo es pero es una gran oportunidad por lo que hay que asumir riesgos. Una cosa está clara, no sabemos que pasará en el mercado digital":

Este cambio digital también debe hacer reflexionar a la sociedad en la forma de trabajar y en el sentido de la organización de los trabajadores y de los sindicatos. La adaptación a la revolución industrial 4.0 debe ser una adaptación equitativa y justa para todos los seres humanos, con el fin de lograr un mundo empresarial mas justo, dejando de lado aspectos como la explotación o 'autoexplotación' de empresas como Uber, un ejemplo de transformación social que también tiene fallos.

Share

Añadir un comentario

 (con http://)